Movimiento Gnóstico de Brasil P. y R.

P – Venerable Maestro Samael Aun Weor  vamos aprovechar la oportunidad de su presencia para pedirle que nos aclare sobre la cuestión de la carne.

Al principio en sus libros, usted decía que era totalmente prohibido comer carne y ahora, en su último libro titulado “El Misterio del Áureo Florecer” usted nos aconseja comer carne. Por lo tanto ¿en qué fiamos?

R – Con el mayor gusto daré respuesta a nuestro hermano García y a todo Movimiento Gnóstico Brasileño. Indudablemente mis caros hermanos, he hecho experimentos en relación con el sistema vegetariano. Me viene en estos instantes a la memoria el caso concreto de un pobre can o perro enflaquecido…

En cierta ocasión, estando totalmente fanatizado por el sistema vegetariano quise también convertir en vegetariano a este pobre desdichado animal.

Indudablemente aprendió la lección y cuando ya la aprendió murió. Observé en detalles todos los síntomas de la enfermedad tal cual había acaecido. Así comencé mis experimentos. Más tarde hallándome en la República de El Salvador, cuando quería subir una calle de tipo más bien muy inclinada perpendicular sudaba terriblemente. Me hallaba en un estado de debilidad espantosa. Comenzaba mi organismo a presentar los mismos síntomas de lo animal de nuestro experimento.

Aquí en la ciudad capital de México conocí al director de un Ashram, un alemán fanático vegetariano insoportable. Presentó los síntomas del can y poco a poco lo vi desfallecer hasta que murió. Conocí también a otro caballero, que se dedicaba a la yoga y a la astrología, fanático vegetariano insoportable. Se debilitó su cuerpo lo mismo que el perro, presentó los mismos síntomas de aquel pobre can enflaquecido, que en la polvosa puerta se sentaba siempre en la vera del camino para contemplar a las gentes que pasaban. Murió el tal astrólogo de quien se habla eso fue lamentable.

Supe de otro caballero también que presentó los mismos síntomas del perro y murió. Alguien me llamó más tarde para que le hiciese curaciones de tipo magnético. Se trataba de una persona muy importante.  Una dama que gozaba de cierto prestigio fanática vegetariana. Postrada en cama desfallecía la infeliz.

Cuando le hablé sobre el sistema vegetariano sobre los síntomas del perro y cuando le dije que todos los que había conocido vegetarianos fanáticos se debilitaban poco a poco hasta morir, me dijo: “¿Cuales eran eses síntomas que ella quería conocerlos?” Mi reapueste fue: “Los mismos que usted está presentando en estos momentos”.

La dama posiblemente ya había comprendido la cuestión y se separaba siempre de sus “correligionarios de cocina”. Digo así entre paréntesis porque muchos han hecho del vegetarianismo una religión de cocina. Continuó diciéndome entonces que a las escondidas de sus compañeros de religión de cocina no se dieran cuenta, la infeliz no dejaba de comer a la hora su buen pedacito de carne de pescado etc. etc. escondiéndose los platos inmediatamente si se presentase algún de sus compañeros en el restaurante.

Comprobé pues hasta la saciedad que los pocos vegetarianos que vivían aquí en la ciudad capital de México se habían sostenido durante años con su régimen no eran radicalmente vegetarianos. A escondidas cuando nadie los veia se comían sus pedacitos de carne o de pescado etc. etc. Reflexionad en esto hermanos porque es bastante interesante.

Obviamente sabemos que existe la ley llamada El Eterno trogoautoegocrático Cósmico Común. Esta ley deviene del Eterno Okidanock omnipresente y omnipenetrante. Quiero que sepáis que la ley del Eterno Trogoautoegocrático Cósmico Común tiene dos factores, tragar y ser tragado mutua alimentación recíproca de todos los organismos.

Él pez grande siempre se tragará al chico y todos los organismos viven de todos los organismos. Y por muy vegetariano que seamos bien que fallezcamos nuestro cuerpo físico será tragado por gusanos, de acuerdo con la ley del Eterno Trogoautoegocrático Cósmico Común, pues el vegetarianismo de hecho ataca a esta gran ley del Eterno Trogoautoegocrático Cósmico Común.

Tal ley se desenvuelve de acordó con la ley del Eterno Heptaparaparshinoch es decir, de acuerdo con la Leydel Siete y también de acuerdo con la ley del Santo Triamazikamno es decir, de acuerdo con la Leydel Tres. Estamos pues plantando leyes.

Habitantes de Venus que son muy avanzados, mucho más avanzados que los terrícolas que están a tono con el cosmos infinito, comen carne de pescado y frutas. No son pues vegetarianos. Es que los terrícolas quieren ahora corregirle la ley corregirle la plana al Demiurgo Arquitecto del Universo. Reflexionad hermanos. No quiero deciros que os convirtáis en carnívoros fanáticos porque esto seria ir al otro extremo.

P – Vamos apedirle que quede un poco más claro que Ud. nos hable sobre la Ley de Enoch, de que en la época de primavera no debemos comer carne, porque está muy cargada con las fuerzas sexuales de los animales. Empero, en el Brasil la primavera es en época diferente de aquí. Entonces, cual será la época cierta, en primavera o después de la Semana Santa en el Viernes Santo?

R – Con el mayor gusto daré respuesta aquí a nuestro hermano García y por su mediación, a todos nuestros hermanos gnósticos de la Repúblicadel Brasil. Indudablemente en la primavera la vida se encuentra pujante y activa. El impulso animal es muy poderoso. Las pasiones animales, por tal motivo se desatan. Obviamente, la carne se encuentra muy cargada también del principio psíquico animal inferior.

En la América del Sur las estaciones están invertidas. Esto no invalida nuestras afirmaciones. En la primavera de la América del Sur, suceden fenómenos similares a los que acaecen en la primavera del Hemisferio Norte. No quiero con esto decir, definitivamente que no se pueda probar algo de la carne en la primavera. Digo en forma muy marcada que lo que sucede es que en aquella época los principios animalitos bestiales se encuentran intensificados. Entonces conviene dosificar un poco más la carne comerla en menor cantidad por la época de primavera. Esto es todo. Con esto queda aclarado lo que hemos afirmado en algunas obras.

P – Aprovechando la oportunidad vamos formular a nuestro V. M. Samael Aun Weor una pregunta que muchas hermanas brasileñas han hecho. Maestro, porque las mujeres tienen que tomar cuerpo de hombre para alcanzar la Iniciación Venusta?

R – Con el mayor placer daré respuesta a la pregunta. Ciertamente la Iniciación Venusta es la octava superior de la Iniciacióndel Fuego. Normalmente el iniciado que ha llegado a la quinta Iniciación del Fuego puede desde ese momento entrar a la Iniciación Venusta.

Entonces comenzaría por la 1ª. Venusta octava superior de la 1a. del Fuego seguiría 2a. Venusta octava superior de la 2a. del Fuego  3a. Venusta, octava superior de la 3a. del Fuego, 4a. Venusta, octava superior de la 4a. del Fuego, 5a. Venusta, octava superior de la 5a. del Fuego, luego a continuar con la 6a. Venusta, 7a. Venusta e 8a. Venusta. Al llegar a la Octava se entra ya al Templo de los Dos Veces Nacidos se llega a la cumbre por decirlo así de la 1a. Montaña que es la de la Iniciación.

En cuanto a las mujeres mis caros hermanos daré la explicación. La mujer también pues recorrer con entera claridad todas las cinco iniciaciones del fuego. Cuando la mujer y eso es algo que voy a aclarar en forma plena se tiene su cuerpo demasiado gastado pesado viejo cuando viene pues a realizar la Gran Obray necesita entrar a la Venusta entonces se le da un nuevo cuerpo más favorable para el trabajo, un cuerpo de orden masculino.

Ya con ese vehículo cargado de virilidad puede de hecho meterse en el trabajo de la Venusta. Mas si la mujer todavía está fuerte joven si verdaderamente ha logrado llegar a las alturas del adeptado en una sola reencarnación también puede entrar ala Venusta con ese cuerpo femenino. No sería forzoso, en este caso cambiar de vehículo con el mismo que tiene podría entrar en la Iniciación Venusta. Esto no resulta contradictorio con lo que estoy diciendo.

Lo que pasa es que muchas damas llegan a la 5a. Iniciación del Fuego estando ya muy viejas cuando ya tienen que desencarnar. Entonces la Gran Ley les da un vehículo masculino para que continúen su trabajo. Es el caso de la Blavatsky es un hecho concreto. Desencarnó ya muy anciana. Entonces ahora se le dará un cuerpo masculino para que pueda entrar con energía la Iniciación Venusta. Pero repito si el cuerpo está joven si el cuerpo puede suportar las ordalías de la iniciación, si todavía puede trasmutar sus energías creadoras pues también puede lograr la Venusta en su presente existencia y con el cuerpo que tiene. Esto es todo.

P – Venerable Maestro Samael Aun Weor vamos aprovechar una vez más nuestra estadía en México para que seamos aclarados lo más posible. Entonces preguntamos al Maestro. Cual es la constitución real del ser humano? Lo que es que debemos fabricar y lo que es que ya tenemos? Que es el Íntimo? Que es el Ser?

R – Comprendo vuestra inquietud hermano García. Y comprendo también las inquietudes de todos nuestros hermanos gnósticos de la Repúblicadel Brasil.

Considero necesario que se reproduzcan nuestras obras “El Misterio del Áureo Florecer” y muy especialmente nuestra última obra titulada “Las Tres Montañas”. Allí hemos explicado claramente lo que se debe fabricar. Obviamente no es el Ser lo que debemos fabricar porque El Ser es El Ser y la razón de ser del Ser es el mismo Ser. El Ser en sí mismo no tiene principio de días ni fin de días. Es lo que es lo que siempre ha sido y lo que siempre será.

Entonces que es lo que debemos fabricar? Las diversas escuelas de pensamiento enfatizan la idea de que nosotros todos poseemos los cuerpos existenciales superiores del Ser. Todas las organizaciones pseudoesotéricas y pseudoocultistas afirman que poseemos un cuerpo astral que tenemos un cuerpo mental individualizado y que también poseemos el cuerpo causal o cuerpo de la voluntad consiente.

Arturo Powell ha escrito bellezas sobre los cuerpos internos del hombre. Mr. Leadbeater ha estudiado en detalles el astral, el mental, el causal etc., etc., etc. Helena Petrovna Blavatsky cita a tales vehículos en sus diversas obras. Rudolf Steiner, Max Heindel, Krum Heller, etc., también mencionan a tales vehículos suprasensibles.

Ha llegado la hora en que nosotros enjuiciemos tales afirmaciones de que con el escalpelo de la critica constructiva desnudemos a eses valores para ver lo que tienen de verdad. Yo conceptúo yo afirmo claramente de que los citados autores, algunos de ellos investigadores competentes, no han dado la enseñanza completa en este sentido. Mr. Leadbeater, por ejemplo, veía el cuerpo astral y lo afirmaba, veía el mental y lo afirmaba, el causal y lo afirmaba.

Mr. Leadbeater veía los cuerpos astral mental y causal de aquellas personas que si los poseen. Jamás se detuvo a analizar juiciosamente si todas las personas poseen tales cuerpos. ¿En que obra me pregunto y pregunto a ustedes alguna vez Mr. Leadbeater enfocó ese problema? ¿Cuando hizo una discriminación o una diferenciación completa entre los que tienen y entre los que no tienen tales vehículos? Vio algunos que poseían tales vehículos y pensó que todos los tenían. He ahí el error. Es el mismo error de todos los investigadores ocultistas y esoteristas o mejor dijéramos pseudoesoteristas y pseudoocultistas.

Que me dispense el Señor Leadbeater pero estoy afirmando lo que es verdad. No quiero con esto decir que Leadbeater no fuese un clarividente auténtico. Tampoco estoy negando que él ha sido un maestro. Obviamente que si lo fue y conozco muy bien Mr. Leadbeater en los mundos superiores. Es todo un Maestro.

Tampoco estoy negando las facultades de los distintos investigadores. Únicamente estoy aclarando algo que no se había aclarado. Estoy estudiando juiciosamente esta cuestión desde un nuevo ángulo en detalles minuciosamente. Estoy viendo facetas que ellos no vieron y afirmar esto decirlo no es una crítica destructiva. Quiero más bien complementar mis enseñanzas con esos autores.

No todos los seres humanos o mejor dijéramos hablo claro corrijo la palabra humanos digo más bien, no todos los humanoides poseen tales vehículos, por el hecho mismo de ser humanoides no pueden poseer tales vehículos.

Esos vehículos son de los humanos no de los humanoides. Puede que lo que estoy diciendo lastime a algunos oídos suspicaces. Pero hay que hablar claro. Distíngase entre humanos y humanoides. Distíngase entre hombres auténticos y homúnculos racionales. Para ser un legítimo humano en el sentido más completo de la palabra, para ser un hombre real y verdadero se necesita poseer los cuerpos existenciales superiores del Ser.

Quien no posee tales cuerpos no es tampoco un ser humano. Será un homúnculo pero no un hombre. Ampliemos este concepto y miremos a la humanidad entera. Está formada por animales intelectuales. Es difícil hallar un hombre. Recuerden ustedes la fabula aquella de Diógenes con su linterna. Anduvo por todas las calles de Atenas buscando un hombre y no lo halló.

Aquí mi amigo Alejandro Salas dice que si lo encontró en Francia que era Marat. No hay duda que Marat fue un gran iniciado eso es así. Todo ese grupo de la Revolución Francesa es bastante interesante.

Pero realmente es difícil hallar un hombre. Nadie nace con un cuerpo astral excepto los hombres. El cuerpo astral hay que fabricarlo en la forja de los cíclopes. Es bueno saber que del semen, en el “ens seminis” en el esperma sagrado existe el hidrógeno sexual SI-12. Aprender a trasmutar el “ens seminis” en energía creadora es indispensable. Saber trasmutar dijéramos ese hidrógeno sexual SI-12 es urgente. Cuando nosotros trasmutamos la entidad del semen fabricamos entonces el cuerpo astral. El hidrógeno sexual SI-12 debe empapar primero las células orgánicas y luego toma forma concreta y definitiva en el cuerpo astral.

Una vez que nosotros hemos fabricado tan precioso vehículo se hace indispensable poseer una mente individual. El humanoide intelectual no tiene mente individual. Tiene mentes y esto es diferente. Al hablar así quiero que reflexionéis. Muchos han considerado al ego como algo divino subliminal inefable. Se habla del Yo subliminal se coloca al ego en todos los altares se le diviniza se le dignifica.

 Mas en verdad hermanos os digo que el ego es una soma de agregados psíquicos, un conjunto de yoes diablos que personifican nuestros deseos, nuestras emociones, nuestras pasiones etc. etc. etc. Cada uno de estos yoes cada uno de estos agregados psíquicos, poseen su propia mente particular.

Entonce obviamente nosotros no tenemos una mente individual sino un conjunto de mentes y eso es diferente. Cuando el yo de la ira predomina en determinado momento el individuo piensa en forma iracunda. Todo lo que concibe cree que es lo último la última palabra. Cuando codicia traza planes y proyectos etc. etc. y se cree ser el único. Cuando está lleno de celos dice yo tengo celos y se que es la última palabra.

Cada yo que se manifiesta en un momento dado cree ser el último el postrero el definitivo. Cada uno de estos tiene su mente y por tal motivo nosotros todos estamos llenos de contradicciones. Tan pronto afirmamos una cosa como la negamos. Tan pronto juramos lealtad ante el ara de la Gnosis como violamos esta lealtad. Tan pronto juramos amor a otra persona como nos retiramos. Conclusión ¿Donde está la individualidad de la mente?

Cada yo tiene su mente sus ideas propias su criterio propio y todos estos yoes dentro del cuerpo luchan incesantemente unos contra otros y todos contra todos. Todos estos yoes quieren cada uno controlar la máquina orgánica. REQUIERE Entonces donde está la individualidad de la mente? No hay Mente y si mentes.

Necesitamos fabricar un cuerpo mental y eso es posible mediante la trasmutación del esperma sagrado en energía. Cuando nosotros trasmutamos el hidrógeno sexual SI-12, entonces conseguimos fabricar ese cuerpo mental. Así solo así venimos a tener mente individual. Mucho más tarde se hace necesario poseer un cuerpo causal un cuerpo de la voluntad consiente. Todos los seres humanoides no hacemos otra cosa sino sufrir.

 Realmente las gentes son victimas de las circunstancias nadie sabe determinar circunstancias son víctimas de ellas. Cuando uno desarrolla el cuerpo de la voluntad consiente, puede determinar las circunstancias puede originar un nuevo orden de cosas es dueño responsable de sus actos. Antes no. Antes es un irresponsable. Así pues mis caros hermanos, una vez que uno ha fabricado los cuerpos existenciales del Ser, entonces si puede darse el lujo de encarnar a ese principio sutil llamado alma humana, y solo así venimos realmente a convertirnos en hombres con alma, en individuos verdaderos, en individuos legítimos, en hombres auténticos, en humanos reales.

Observen ustedes, ese panorama de todas las cosas. Lo único que vemos en el mundo son criaturas irresponsables, animales intelectuales, humanoides racionales. Raro es encontrar un hombre real un hombre auténtico. En los mundos internos podemos darnos cuenta quienes poseen los cuerpos existenciales superiores del Ser y quienes no los poseen. Así pues repito, no es el Ser lo que necesitamos fabricar. El Ser es el Ser y él es eterno no hay necesidad de fabricarlo. Lo que necesitamos es crear los cuerpos existenciales superiores para el Ser y eso es diferente A REQUIERE Entendido?

P – Maestro y el proceso de encarnarnos o de recibirnos o de ligarnos con los tres principios superiores de Atman Buddhi y Manas? Lo que es el alma humana y lo que es el alma divina?

R – Voy a dar respuesta a esta pregunta. La Trimurti indostánica es una tremenda realidad. Atman es el Intimo el Ser. Buddhi es la Alma Espiritual y es femenina. Manas Superior es el Alma Humana y es masculina. Así pues el Intimo, el Ser tiene dos almas. La primera es la Alma Espiritual que es femenina. Repito la segunda es la Alma Humana que es masculina. Cuando hemos creado los cuerpos existenciales superiores del Ser mediante el cumplimiento del deber Parlok, es decir del deber cósmico, entonces encarna en nosotros el Alma Humana y nos convertimos en hombres legítimos y verdaderos.

Bueno y si es una dama adepto la que está haciendo la Obra, obviamente ella encarna su Alma Humana y se convierte pues, en un ser humano auténtico legítimo y verdadero. Lo que estoy diciendo se aplica a los dos sexos masculino o femenino.

Mas Buddhi es diferente. Buddhi el Alma Espiritual es algo distinto, para encarnar al Alma Espiritual, al Buddhi se necesita haber pasado más allá de la Iniciación Venusta.Solamente pueden encarnar al Buddhi aquel que ha realizado el trabajo en la esfera lunar. Es un trabajo de orden superior que está más allá de las iniciaciones y corresponde a la Segunda Montaña.

Ya sabemos que hay Tres Montañas, entre paréntesis la primera es la de la Iniciación la segunda la de la Resurreccióny la tercera la de la Ascensión.

Para poder fabricar, digo, para poder encarnar el Alma Espiritual, el Buddhi, hay que haber trabajado en la esfera lunar. Solo lo quien ha realizado los trabajos íntegros de la esfera lunar trabajo que corresponde a la Segunda Montaña, a la de la Resurrección puede encarnar a su Alma Espiritual. Dentro del Alma Espiritual que es como un vaso de alabastro fino y transparente arde la llama de Prajna es decir la llama del Ser del Íntimo.

Quien encarna su Alma Espiritual, obviamente encarna al Íntimo porque él está dentro del Alma Espiritual en la misma forma en que una llama purísima está dentro del receptáculo que la contenga, dentro de una lámpara dijéramos. Por eso en la “Voz del Silencio” la Blavatskyhabla claro diciendo “Dentro del Buddhi como en un vaso de alabastro fino y transparente arde la llama de Prajna”. Es decir el Íntimo.

 Claro que al encarnar uno al Buddhi dentro de el cual está la llama de Prajna el Intimo se convierte uno en Ángel, se eleva al estado angélico aunque tenga cuerpo humano. No importa que cuerpo tenga sea hombre o sea de mujer. La mujer tiene los mismos derechos del hombre y eso hay que puntualizarlo hablarlo claro. Y si nosotros podemos elevarnos al estado angélico la mujer tiene los mismos derechos también puede hacerlo en esta misma existencia, aquí y ahora. Así pues encarnar al Buddhi resulta bastante interesante. Pero debemos empezar por crear los cuerpos existenciales superiores del Ser para encarnar primero el Alma Humana y después al Buddhi. Entonces nos convertimos en ángeles y es indispensable que nosotros nos convirtamos en ángeles. Eso es todo.

V. M. Samael Aun Weor

Esta entrada fue publicada en Ollin. Guarda el enlace permanente.