Movimiento Gnóstico de Brasil (Vacio iluminador)

Discípulo. Venerable Maestro Samael Aun Weor, aprovechando nuestra estadía aquí en México, vamos continuar con nuestras preguntas a fin de esclarecer a todos nuestros hermanos brasileños.

Con relación a nuestra Madre Divina, la Madre Divina particular que usted tanto habla en sus obras, ¿puedes esclarecernos sobre esto? ¿Cuál es la Madre Divina de cada uno y cuál es la Madre Divina de nuestro Ser? ¿Hay alguna diferencia en eso o no?

Maestro. Es claro, mis estimados hermanos brasileños, que lo Divino siempre es lo Divino, y que entre el Alma Divina de uno y el Alma Divina de otro, pues, NO HAY DIFERENCIA EN SUBSTANCIA. Lo que hay diferencia es en las REVALUACIONES DEL SER, y eso es diferente. La verdad de la Felicidad, realmente, no está en conseguir dinero o cosas materiales, sino en las Revaluaciones del Ser.

Los distintos estados de gozo espiritual que existe entre Alma y Alma, indudablemente se basan en las diversas Revaluaciones del Ser. Repito: No existe diferencia radical entre lo Divinal, porque en substancia, lo Divinal es siempre lo Divinal; lo que hay diferencia es de jerarquías. ¡Eso es todo, he dicho!

D. Maestro, ¿pero, qué es la Divina Madre en nosotros? ¿Sí es que debemos fabricarla en nos?

M. Queridos hermanos gnósticos del Brasil, es necesario comprender qué es lo que debemos fabricar y qué es lo que no debemos fabricar. He dicho, y vuelvo a repetirlo, que “el Ser es el Ser, y que la razón de ser del Ser, es el mismo Ser”… No necesitamos pues, fabricar al Ser. El Alma Divina es el Ser; Atman es el Ser; la Madre Divina Kundalini es el Ser. Sería absurdo que nosotros intentáramos fabricar a la Madre Divina. Ella es el Ser, ¿quién podría fabricar al Ser? Más bien, EL SER PUEDE FABRICARNOS A NOSOTROS, ¿pero nosotros al Ser? Es imposible.

La Madre Divina Kundalini es la Dúada Mística, el desdoblamiento de Shiva, el Tercer Logos, proyectado allá en lo profundo, en lo más hondo de nuestra Conciencia.

Así pues, sería imposible que nosotros pudiéramos fabricar a la Divinidad. Es más bien la Divinidad la que nos fabrica a nosotros. La Madre Divina es la Divinidad, es el aspecto femenino del Espíritu Santo, es la Esposa de Shiva, el Tercer Logos.

¿Cómo podríamos fabricar a la Madre Divina? Lo que sí podemos es DESARROLLAR SU PODER SERPENTINO ANULAR, que está enroscado en forma de una sierpe dentro del Chakra Muladhara. Ya sabemos que por medio del Sahaja Maithuna, en la Fragua Encendida de Vulcano, podemos despertar a la Serpiente Ígnea de nuestros mágicos poderes, para que suba por el canal medular y llegue hasta nuestro cerebro.

Pero fabricarla, ¿cómo, de qué manera? Ella no necesita de que nosotros la fabriquemos. Ella es lo que es, lo que siempre ha sido y lo que siempre será. Nosotros somos hijos de Ella. Cada uno tiene su Madre Divina particular. Tú tenéis la tuya, yo tengo la mía. Cada cuál es cada cuál. ¿Entendido? […]

D. Aprovechando aún la oportunidad, Venerable Maestro Samael Aun Weor, le vamos a pedir que nos enseñe a viva voz, aquella práctica para el Samadhi que nos habló ayer por la noche.

M. Con el mayor placer daré una explicación sobre MEDITACIÓN. Obviamente ésta, en sí misma, es el pan de todo verdadero devoto de la Senda. Pero hay que saber meditar. Es urgente, indispensable, inaplazable, vivenciar el crudo realismo del VACÍO ILUMINADOR.

Quiero que ustedes comprendan que más allá de este Sol que nos ilumina está el SAGRADO SOL ABSOLUTO. Obviamente éste, en sí mismo, es de naturaleza espiritual. Del Sagrado Sol Absoluto deviene el SANTO OKIDANOCK, Omnipresente, Omnisciente, Omnipenetrante. Hablando en lenguaje Oriental diría, que el Santo Okidanock es el incesante Hálito Eterno, para sí mismo ignoto.

Dentro de cada uno de nos hay, pues, un Rayo que nos conecta a la Gran Realidad, al Sagrado Absoluto Solar. Este Okidanock es el Hálito incesante para sí mismo profundamente ignoto es ciertamente el Vacío Iluminador. En ese Gran Vacío, encontramos las Leyes de la Naturaleza. Aquí en el mundo de la forma densa solamente vemos causas y efectos, mas no las Leyes en sí mismas. Éstas hay que evidenciarlas, verificarlas, conocerlas en el Vacío Iluminador.

Ahondando un poco más en esta cuestión, descubrimos que del Santo Okidanock, que del incesante Hálito, para sí mismo profundamente ignoto, deviene tres factores, o en otros términos: el incesante Hálito o el Okidanock, Omnipresente y Omnipenetrante, se desdobla en tres aspectos, en las TRES FUERZAS PRIMARIAS DE LA NATURALEZA.

La primera la podemos denominar “Santo Afirmar”; la segunda, el “Santo Negar”; la tercera, el “Santo Conciliar”. Son las Fuerzas Positiva, Negativa y Neutra; Brahma, Vishnu y Shiva. Primer Logos, Segundo Logos, Tercer Logos. Padre, Hijo y Espíritu Santo, etc.

El Okidanock, Omnipresente y Omnipenetrante, aunque trabaje dentro de los mundos, no queda jamás involucrado en los mundos. Para la plena expresión del Santo Okidanock, se necesita el desdoblamiento de éste en las Tres Fuerzas Primarias. Y éstas aunque trabajan independientemente durante la manifestación, sin embargo, están coordinadas por el Eterno Okidanock

PENETRAR, pues, EN ESE VACÍO ILUMINADOR, en el seno de ese incesante Hálito, para sí mismo profundamente ignoto, ES LO FUNDAMENTAL EN LA MEDITACIÓN. No podríamos nosotros entrar en el Gran Vacío sí no pasamos más allá de las Tres Fuerzas Primarias de la Naturaleza y del Cosmos. Lograrlo es vital, indispensable, inaplazable.

Podría practicarse Meditación en grupos gnósticos, en salas de Meditación; en todo caso, debemos empezar por la ASANA. Sentarnos en una posición cómoda (para algunos la posición Oriental es ideal, para otros es mejor la Occidental). RELAJAR EL CUERPO es vital, cardinal y definitivo. Hay quienes prefieren, por ejemplo, la posición de Estrella Flamígera: Acostados en el suelo, con el cuerpo relajado y las piernas y brazos abiertos a derecha y a izquierda en forma de la Estrella de cinco puntas, entran en Meditación interior profunda.

En todo caso, es obvio que para formar el Vacío Iluminador se necesitan: 1º Un GENERADOR 2º Una BOMBA DE SUCCIÓN y  3º Una DINAMO.

El primero, el generador, todo mundo lo tiene, me refiero a los ÓRGANOS SEXUALES, y a la poderosa ENERGÍA ELÉCTRICA SEXUAL. Segundo, la bomba de succión, ella está en los canales de IDÁ y de PINGALÁ, en el PRANA, en la RESPIRACIÓN. Tercero, la dinamo tiene relación con el CEREBRO, es LA VOLUNTAD.

Se inhala muy despacio; al inhalar, se vocaliza el mantram HAM (H-A-M; la “H” suena como “J”, JAM). La inhalación debe ser lenta y profunda. Obviamente, habrá que inhalar mantralizando, cantando el mantram HAM. Pero habrá que hacerlo con la mente, porque no es posible inhalar y cantar el mantram al mismo tiempo. Entonces lo inhalaríamos por la boca y eso no es conveniente, hay que inhalar por la nariz. Y se exhala con el SAH (S-A-H).

Recordemos el Ham-Sah, el Cisne Kala-Hamsa, el Ham-Sah milagroso, el Tercer Logos, el Ibis de hermoso plumaje, la Blanca Paloma del Espíritu Santo, etc.

Al inhalar, imaginemos que la Energía Sexual sube por la espina dorsal hasta el cerebro; o para hablar más claro, por los canales de Idá y Pingalá que se enroscan en la espina dorsal hasta el cerebro. Al exhalar el SAH, hacerlo en forma rápida pero suave. No violentar nuestra Naturaleza con la inhalación y con la exhalación. La mente quieta y en silencio.

Conforme se intensifica la Meditación, la Fuerza Sexual se volverá centrípeta, es decir, fluirá intensivamente desde afuera hacia adentro. Si antes fluía en forma centrífuga, con la inhalación, cada vez más profunda, honda, se va volviendo más y más centrípeta.

Estas palabras “centrípeta” y “centrífuga” deben aclararse. “CENTRÍFUGA”: Es la Fuerza que va desde adentro hacia afuera. “CENTRÍPETA”: Es la Fuerza que va desde afuera hacia adentro.

Necesitamos que el Éxtasis se produzca. Y para ello ES INDISPENSABLE QUE LA ENERGÍA SEXUAL se vuelva centrípeta; que SE TORNE CADA VEZ MÁS CENTRÍPETA. Y eso se logra mediante la inhalación rítmica profunda acompañada del mantram. La exhalación se hace cada vez más y más profunda.

Los grandes Místicos de la Meditación llega el instante en que toda su Fuerza la vuelven centrípeta y hasta logran en esos momentos independizarse de la respiración. Su cuerpo llega a quedar como muerto en estado de catalepsia profunda, y ellos, en Samadhi, gozan de la vida libre en su movimiento, penetran en el Vacío Iluminador, experimentan lo Real, eso que no es del tiempo, eso que está más allá de la mente.

Vean ustedes, pues, cómo la Energía Sexual nos ayuda en la Meditación. Pero, hay que volverla cada vez, repito (y no me cansaré de repetirlo, hay que decirlo con claridad), hay que volver la Energía Sexual más y más centrípeta. Que fluya de afuera hacia adentro.

Así pues, se necesita hacer el Vacío. Trabajaran las glándulas sexuales proyectando su Energía hacia adentro y hacia arriba. La bomba de succión, trabajará haciendo subir esa Energía hasta el cerebro. La dinamo entrará en juego (la Dinamo de la Voluntad), con una concentración profunda. No debemos en esos instantes tener deseos, pensamientos, emociones de ningún tipo. La mente debe estar quieta y en profundo silencio. Los ojos cerrados.

Si viene el sueño, hay que dejar que el sueño venga. EL SUEÑO COMBINADO CON LA MEDITACIÓN SE CONVIERTE EN SAMADHI, en Éxtasis.

Muchos Yogines consideran el sueño como nocivo para la Meditación y están equivocados. Porque la Meditación sin sueño daña a la mente. Conviene que la Meditación se combine con el sueño. Lo que sí es que hay que saber montar, pues, en el sueño y no que el sueño monte en nosotros. Hay que saber dosificarlo, hay que saber graduar, hay que saberlo manejar; es una fuerza maravillosa, que sabiamente utilizada puede darnos magníficos resultados.

El trabajo ha de hacerse cada vez más y más profundo. El mantram resonará incesantemente: HAM-SAH, HAM-SAH, HAM-SAH. Si perseveráramos, si no desmayamos en el trabajo, al fin, un día, vendrá la irrupción del Vacío en nosotros mismos.

Durante el SAMADHI, durante el Éxtasis, durante el Satori, la Esencia en el Vacío Iluminador, percibe las cosas en sí, tal como son y no como aparentemente son. Las percepciones que la Esencia tenga en el Vacío, serán transmitidas entonces, a la humana Personalidad.

Quiero que sepan, que en esos instantes la humana persona pasa por un estado psíquico interesante: El CENTRO EMOCIONAL Y EL CENTRO DEL MOVIMIENTO, SE FUSIONAN CON EL CENTRO INTELECTUAL. Entonces la mente, en estado receptivo, capta aquellas vibraciones que la Esencia le envía. Y cuando el Éxtasis ha pasado, conservamos así, en nuestra memoria, el recuerdo de todo que hemos vivido en esa región inefable.

Ciertamente, cuando pasamos más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente, vivenciamos un “Elemento” que nos transforma radicalmente. En el Vacío Iluminador, suele algunos sentir el miedo, el TERROR A LA ANIQUILACIÓN.

Sucede que en ese Gran Vacío pasamos más allá de la Personalidad, de la Individualidad y del Yo. En ese Gran Vacío sentimos que nuestra Conciencia comulga con todo lo que es, con todo lo que ha sido y con todo lo que será. En tales momentos, deliciosos vivenciamos lo que es realmente: Vivimos en la flor, vivimos en la montaña, vivimos en el tímido pajarillo que vuela en la enramada, vivimos en el pez que se desliza dentro de la profundidad de las aguas, vivimos en la gota de rocío o en el Sol que viaja a través del infinito espacio, ¡somos todo!

Recordad que “la herejía de la separatividad, es la peor de las herejías”, y allí pasamos más allá de esa Herejía. Pero como quiera que nuestra Conciencia, en tales momentos, se siente realmente siendo el ave, el cuadrúpedo, el árbol, el Sol, la Luna, el bólido de fuego, etc., etc., tememos a la aniquilación, y el terror suele hacernos perder el Éxtasis. Mas si no sentimos terror, entonces, tal Vacío, ampliando cada vez más y más nuestra Conciencia, nos lleva, por último, hasta al Sagrado Absoluto Solar.

Allí, convertidos en Divinidades inefables, conocemos la verdad completa sobre este Universo y sobre todos los Universos. Jesús él Cristo dijo: “Conoced la Verdad y ella os harán libres”…

Morando en el Sagrado Absoluto Solar, conoceremos la Verdad Final. Ése sería mi mayor anhelo, y es mi mayor anhelo para cada uno de ustedes, queridos hermanos gnósticos brasileños. ¡He dicho, pues!

D. Venerable Maestro Samael Aun Weor, con esa secuencia de preguntas, ahora le preguntamos lo siguiente: ¿Tiene la Conciencia, al ingresar en los Mundos Infiernos, noción de sí misma, siente ella el proceso de la desintegración?

M. Queridos hermanos gnósticos, ante todo debéis saber que hay dos formas de despertar: unos despiertan para la Luz y otros para las Tinieblas. Ya lo dijo claramente, Daniel en la “gran asolación”; dice: “Y en aquellos días, aquellos que duermen en el polvo de la tierra serán despertados; unos para brillar como estrellas en el firmamento, y otros para vergüenza y confusión perpetua”…

Así pues, quienes ingresan a los Mundos Infiernos despiertan en el Mal y para el Mal. Conscientemente, pues, asisten a su propia autodestrucción; conscientemente tienen que observarse a sí mismos; conscientemente tienen que auto-verse en cada uno de sus Yoes, y por lo tanto sufren lo horrible.

Muchas veces huyen despavoridos de sí mismos, pero inútilmente. Es decir, unos Yoes vean a otros Yoes y todos forman parte de la misma entidad. Y he ahí uno de los grandes terrores de los Mundos Infiernos: ser perseguido uno por uno mismo, ¿verdad? ¡Es horror! Ver uno sus propias autocreaciones, es decir, sus propios defectos convertidos en entidades, ¡he ahí el pavor! Y ser consciente, pues, de todo sus defectos, ¡he ahí lo horrible!

En los Mundos Infiernos nos vamos desintegrando lentamente, hasta la muerte final, pero, a Consciencia. Y la Muerte Segunda, es definitiva: Nos volvemos polvo. La Esencia se escapa, y todo esto se hace Consciencia. Y una vez que se escapa la Esencia, toma la forma de un hermoso niño; es examinada, antes de salir, por los Devas que hay en esas regiones, en el corazón mismo de la Tierra. Luego penetra por ciertas Puertas Atómicas luminosas que la llevan hasta la superficie, a la Luz del Sol.

Y después que la Esencia ha salido de aquellas infernales regiones, reingresa a una NUEVA EVOLUCIÓN. Se convierte en un Gnomo de las peñas, en una criatura de las montañas. Después, pasa al Estado Vegetal y evoluciona en el Mundo Elemental Vegetal. Más tarde evoluciona en organismos animales, y por último, reconquista el Estado de Humanoide que otrora perdiera. ¡Eso es todo!

D. Maestro, ahora, ¿la Conciencia sabe de todo esto? ¿Sufre ella al ver su vida en esos Mundos Infiernos?

M. La Esencia, es consciente de todo lo que le está sucediendo. Y repito, él que vive en esos Mundos Infiernos, no viven inconscientemente, VIVE CONSCIENTEMENTE, sabe lo que está pasando y conoce su catástrofe. Cuando ya él reingresa a una nueva Evolución, todavía conserva Consciencia mientras pasa por los Estados, dijéramos, Mineral, Vegetal y algunos organismos animales simples. Llega a perder ya las nociones de lo que conoció, ciertamente, cuando ya ingresa en organismos animales más complejos, y por último cuando toma cuerpo humano.

Sin embargo, siempre en el fondo de la Conciencia queda el presentimiento, el horror del Abismo. Toda criatura humanoide presiente en el fondo que hay un Abismo. No importa cuál sea la creencia, religión o secta; siempre hay un presentimiento sobre el particular.

D. Muchas gracias Maestro… …¿Cuál es la conducta recta, el procedimiento necesario exigido para cada uno de esos personajes, para un buen desempeño de sus funciones?

M. Con el mayor gusto daré respuesta a la pregunta que el Gran Delegado, dirigente del Movimiento Gnóstico Brasileño, J. G., me ha hecho. […]

Incuestionablemente los MISIONEROS deben trabajar en forma pura y desinteresada; no exigir dinero a nadie, aceptar lo que voluntariamente, con el corazón sencillo se les ofrezca y de buena voluntad; dar las Enseñanzas con mucha humildad, con mucha paciencia; saber dar buen ejemplo en todas partes, pues, no solamente se enseña con el precepto sino también con el ejemplo.

Indigno sería que un Misionero Gnóstico exigiese obligatorio dinero a los hermanos; o que enamorase la mujer ajena, o que andase de Don Juan Tenorio, o de fornicario; o que se emborracharse o andase jugando; o en orgías y diversiones puramente terrenales, etc., etc., etc.

El Misionero deben dar siempre ejemplo con su conducta. Debe ser templado, jamás glotón; no bebedor de vinos; no debe andar en banqueteos o borracheras, ni tampoco en cosas frívolas; debe ser casto y prudente; si tiene esposa, pues debe ser fiel a su esposa. Horroroso, horrible sería pues que el Misionero andase en el adulterios. El Misionero tiene que enseñar, repito, no solamente con el precepto sino también con el ejemplo. Es necesario que los Misioneros Gnósticos sepan, pues, hacer labor con mucho amor y paciencia y dulzura.

Cada ambiente humano es diferente. Todo el conglomerado se divide en círculos. Es claro que a cada círculo humano, social, hay que saberle hablar. Es muy necesario evangelizar, es decir, meter la Doctrina en todas partes, pero hay que saberlo hacer: Al hombre letrado hay que hablar de una forma, al hombre sencillo, analfabeto, en otra forma. Cada cual pues, se necesita ser ilustrado… …y los Misioneros deben dar la Enseñanza como se debe dar, es decir, con comprensión, con inteligencia.

No está bien que los Misioneros Gnósticos Internacionales sean orgullosos, soberbios, eso sería absurdo, eso sería dar mal ejemplo a toda la hermandad. Los Misioneros deben ser sumamente humildes. Adaptarse a todas las condiciones: si le toca dormir a la orilla de un río y con una piedra de cabecera, así deben hacerlo. Si se les ofrece una posada en casa humilde, y no hay cama sino el suelo, pues, acomodarse allí como se pueda; dormir en el suelo sí es necesario.

A veces podrán comer en magníficas mesas, cuando tienen buenos anfitriones, mas eso no es siempre. Hay veces que el Misionero debe comer en casa humildes, en chozas, en tiendas, en rústicos bancos de madera o de piedra, hasta en el suelo; debe hacerlo siempre con infinita humildad y profunda veneración y respecto, y con gran amor y alegría.

Jamás deben protestar los Misioneros por la mala alimentación, o porque no tiene la cama muy buena, o porque le toca dormir en tal o cual choza o casucha. El Misionero debe adaptarse a todas las condiciones y ser conforme, refinado, piadoso, suave en sus maneras, dulce en sus palabras.

El Misionero tiene que aprender a convencer a la gente, no sólo con sus palabras sino también con su manera de ser, con sus actos, con sus acciones, con sus obras. De ninguna manera podríamos aceptar Misioneros soberbios, orgullosos, exigentes, amigos del dinero, déspotas, tiranos, impacientes, iracundos, furiosos, duros en la palabra, etc. Tales Misioneros, en vez de atraer la gente las ahuyentarían; en vez de hacer una labor eficiente, dañarían la Gran Obra del Padre.

Por todos esos motivos hemos grabado aquí, en esa cinta, nuestros discursos. Es necesario que todos los hermanos lo escuchen, que las gentes lo oigan, que los Misioneros los entiendan. […]

Bueno, mis caros hermanos, continuaremos ahora hablando sobre el dirigente para el Brasil. Quiero referirme a nuestro hermano J. G., sobre sus derechos y atributos.

Es claro que nuestro hermano J. G., director del Movimiento Gnóstico Brasileño, tiene una gran responsabilidad sobre sus hombros, ante la Gran Ley.

Incuestionablemente, nuestro hermano tendrá que luchar intensivamente por la Gran Causa. Es deber de nuestro hermano vigilar todos los Lumisiales. Establecer el orden en cada uno de ellos. Ver que todo marche correctamente. Puede nuestro hermano dirigente establecer sanciones en casos de infracción a la Ley, etc.

Puede también nuestro hermano, corregir errores doctrinarios, aunque estos salgan de Misioneros Nacionales o de Misioneros Internacionales. En caso de que se esté propagando algún concepto equivocado, nuestro hermano J. G. debe corregirlo para el bien de todos los hermanos del Movimiento Gnóstico Brasileño.

Puede nuestro hermano J. G. fijar horarios; puede nuestro hermano J. G. abrir muchos Santuarios, etc.

También está llamado nuestro hermano a editar las obras del Movimiento Gnóstico. Le he pedido a nuestro hermano J. G., el favor de que editen, urgentemente nuestro libro titulado “Las Tres Montañas”. Esta obra se necesita para bien de toda la humanidad doliente.

En esta obra, nosotros indicarnos el Camino, trazamos los Mapas Esotéricos, señalamos la ruta, indicamos la meta. En este libro conducimos a nuestros neófitos, de la mano, hasta la Liberación Final. Así pues, se hace necesario, urgente, inaplazable, impostergable, reproducir esta obra en el Brasil.

Le he suplicado a nuestro hermano J. G., que los dibujos de la obra deben ser basados exclusivamente en el original del Salvador, quiero decir, de la obra sacada en Salvador, en la edición Salvadoreña.

Nuestro hermano J. G. puede convocar reuniones especiales de todo el Movimiento, hacer Concilios Gnósticos, cuando lo considere necesario en la República del Brasil, para el bien del Movimiento Brasileño.

Tiene plena autoridad, pues así se le ha dado aquí, en la Sede Patriarcal del Movimiento Gnóstico en México, para organizar en la forma más plausible, para orientar como el lo considere conveniente. Ningún hermano, ningún Misionero Nacional, ningún Misionero Internacional, etc., tiene derecho para criticar al dirigente brasileño o para corregir su obra, o para establecer desordenes, o para levantarse en rebeldía.

Todo el Movimiento en general, incluyendo los Misioneros Nacionales e Internacionales, y las I. y los S., todos los Oficiales, etc., deben obedecer las órdenes del Director. Eso es obvio.

D. Venerable Maestro Samael Aun Weor, continuando esta serie de preguntas, con el fin de esclarecernos cada vez más, para que podamos hacer un mejor trabajo, preguntamos a nuestro querido Maestro, los medios, los métodos prácticos y eficientes para la disolución del Ego y cómo tornarnos Autoconscientes, nos de los medios para tornarnos Autoconscientes y ¿qué es lo que es ser realmente Autoconscientes?

M. Con el mayor placer voy a explicar ahora lo que es la DISOLUCIÓN DEL EGO. ¿Cómo lograrla, cómo conseguirla? Bien, poner atención, mis caros hermanos. El Ego es una suma de defectos psicológicos: Ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza, gula, etc., etc., etc. Ciertamente, todos estos defectos psicológicos que llevamos dentro son polifacéticos, tiene muchas patas, muchas raíces. Se procesa cada uno de esos defectos en los 49 Niveles del Subconsciente.

Realmente, los defectos, son los mismos agregados psíquicos de los cuales habla claramente el Buddhismo Ortodoxo. Esos agregados psíquicos no son visibles para el ojo físico, mas sí son perceptibles para los Sentidos Superiores del Hombre.

Tales agregados, incuestionablemente, tienen figuras animalescas, horripilantes, asqueantes, izquierdas, siniestras, abominables. Por ello es que decimos que un Iniciado, por muy brillante que sea, mientras no haya disuelto el Ego, el Yo, es más o menos negro.

“Ego”, en latín, quiere decir “Yo”; Ego o Yo es lo mismo. Aclaro esto es para que los sepan latín. Esos defectos psicológicos, indudablemente, deben ser disueltos. Mas no basta con decir, ya tengo controlada la ira o estoy codiciando no ser codicioso, o no quiero ser más envidioso, etc., etc.; Eso no es suficiente. Se necesita DESINTEGRAR ESOS DEFECTOS psicológicos reducirlos a cenizas, a polvareda cósmica.

Esto solamente es posible MEDIANTE LA FUERZA ELÉCTRICA SEXUAL. Esa Electricidad del Sexo, ese Poder Electro-Sexual es tremendo. Con tal Poder, podemos hacer explotar, estallar en mil pedazos a cualquier de esos agregados psíquicos que personifican tal o cual error. Sin la Electricidad Sexual, no sería posible eliminar o hacer explotar, o desintegrar a tales agregados. Es pues, la Electricidad del Sexo, fundamental para poder destruir cada uno de esos agregados.

Repito, tales agregados son la viva personificación de nuestros errores. Hay agregados de la ira, los hay del odio, los hay de la envidia, etc., etc., etc. Como quiera que cada uno de nos tiene 49 NIVELES SUBCONSCIENTES, entonces, es claro que tenemos agregados de nuestros defectos, en cada uno de los 49 Niveles del Subconsciente. Mientras la Conciencia esté embutida, embotellada, enfrascada entre estos agregados psíquicos subjetivos, que constituyen el mí mismo, el sí mismo, estará dormida.

Mientras uno tenga la Conciencia dormida no podrá ver, oír, tocar y palpar las Grandes Realidades de los Mundos Superiores. Si vosotros, todos, queréis ver, oír, tocar y palpar las Grandes Verdades Cósmicas, es claro que necesitáis, mis caros hermanos, destruir esos agregados, porque dentro de ellos, repito, para vuestra mejor comprensión, está encerrada la Esencia, la Conciencia.

Mas no es posible destruir tales agregados sino mediante la Electricidad Sexual. Así pues, es bueno que vosotros entendáis, que en pleno Coito Químico, en la Cópula Metafísica, en instantes en que estéis copulando, podéis y debéis SUPLICAR A LA DIVINA MADRE KUNDALINI, para que ella, CON LA LANZA DE EROS, ELIMINE EL DEFECTO Psíquico que queráis.

Primero, mis caros hermanos, se hace necesario HABER COMPRENDIDO TAL DEFECTO. Si queremos, por ejemplo, eliminar el defecto de la ira, Debemos primero haberlo estudiado; sí queremos eliminar el defecto del odio, debemos primero haberlo comprendido; si queremos eliminar el defecto de la lujuria, debemos primero haberla entendido. Una vez que a uno ha comprendido que tiene tal o cual error, entonces puede eliminarlo.

Sin embargo, comprensión es lo primero, no lo olviden. En la vida práctica, en relación con las gentes, en el trabajo, en la calle, en la fábrica, etc., etc., etc., los defectos que llevamos escondidos afloran, y si estamos en ESTADO DE ALERTA, entonces nos podemos ver tal cuál somos.

Alegrémonos, hermanos, cuando nosotros descubramos un defecto. Defecto descubierto debe ser trabajado. Lo primero que debemos hacer es MEDITAR, concentrarnos en el defecto, tratar de COMPRENDERLO, tratar de conocer sus íntimas relaciones, sus raíces, y después ELIMINARLO.

Se elimina, repito, con el Poder Eléctrico Sexual en pleno Coito Químico. Ese Rayo del Kundalini dirigido contra tal o cual defecto, lo reduce a cenizas, a polvo. Entonces, la Esencia ahí embotellada, queda libre y despierta.

Conforme nosotros vamos desintegrando los diversos agregados que personifican a nuestros defectos, entonces, el porcentaje de Conciencia despierta irá aumentando. Y llegará un día en que todos los agregados sean eliminados. Cuando eso sea, cuando el Yo haya muerto radicalmente, entonces la Esencia, la Conciencia quedará completamente despierta, iluminada; podrá ver, oír, tocar y palpar las grandes realidades de los Mundos Superiores.

Empero, mientras uno no haya muerto en sí mismo, mientras no haya desintegrado esos elementos infrahumanos que lleva dentro, es obvio que continuarán con la Conciencia dormida.

Se necesita pues, despertar. Se necesita adquirir Autoconciencia. No olviden ustedes que la Autoconciencia es indispensable para poder ver, oír, tocar y palpar las Verdades Cósmicas. NO EXISTE NINGUNA DIFERENCIA ENTRE AUTO CONSCIENCIA Y ESTAR DESPIERTO. Ser Autoconsciente, es ser despierto. Ser despierto es ser Autoconsciente.

Debemos, pues, vivir Autoconscientes, es decir, despiertos. Sólo así podremos conocer lo que es Real, la Verdad. Mas para poder lograr tal Autoconciencia, tal Estado de Conciencia Despierta, se necesita, indispensablemente, MORIR EN SÍ MISMOS aquí y ahora. No es posible morir en sí mismos, sí no utilizamos sabiamente la Electricidad Sexual. Sólo mediante la Meditación combinada con la Electricidad Sexual Trascendente, podremos reducir a cenizas, a polvareda cósmica al Ego animal. Creo que vosotros me habéis entendido.

Samael Aun Weor

Esta entrada fue publicada en Ollin y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.